1969, el año trágico de The Rolling Stones

1969 fue un año convulso y funesto para los Rolling Stones, este año falleció Brian Jones y se produjo la tragedia de Altamont.

La muerte de Brian Jones

El 10 de junio de 1969 Brian Jones, miembro fundador de los Stones, abandona la banda al ser expulsado por el resto de los miembros. La relación de Brian con el resto de los miembros del grupos era complicada, especialmente con Keith Richards por mantener una relación con su expareja Anita Pallenberg. Otro motivo era la poca aportación compositiva de Jones a los últimos discos del grupo. Brian Jones se refugio en su granja de Sussex, donde fue encontrado muerto un mes después, el 3 de Julio, en su piscina. Según los informes policiales, Jones murió ahogado, causado por un ataque de asma mientras nadaba.

Esa noche Jones estaba con Anna Wholin, su novia en aquel momento, Frank Thorogood, el capataz de la cuadrilla que trabajaba en las reformas de su casa, y Janet Lawson, amiga de Thorogood.

Aunque la versión oficial de la muerte de Brian fue la de ahogamiento provocado por un ataque de asma, corren otras muchas teorías sobre su muerte. Teorías que especulan sobre el homicidio como causa de su muerte. Una de ellas indica que pudo ser un ajuste de cuentas de unos narcotraficantes a los que debía dinero. Otra hipótesis expone que pudo ser un asesinato orquestado por mafioso de la música, que veían a Jones como un peligro tras su salida de los Rolling, ya que fue haciendo proposiciones a músicos importantes como Lennon y Hendrix para montar un grupo, que podría poner en riesgo muchos contratos. Otra sería, un homicidio accidental por parte de la cuadrilla de Thorogood, que estuvieron de fiesta y bebiendo junto a Jones y su novia, los que le ahogaron sin querer mientras le gastaban algunas bromas pesadas.

La tragedia de Altamont

Tras tres años sin tocar por tierras estadounidenses, los Rolling deciden hacer un tour por salas de pequeño y mediano aforo donde sentir más de cerca el calor de su público. La gira comenzó el 7 de noviembre en la Universidad Estatal de Colorado y terminó el 30 de noviembre en International Raceway en West Palm Beach (Florida).

Pero el éxito de la gira llevó a los Rolling a querer cerrarlo por todo lo alto con un macro-concierto gratuito en Altamont Speedway Free Festival el 6 de Diciembre de 1969.

Para este festival The Rolling Stones invitaron a Santana, Jefferson Airplane, The Flying Burrito Brothers y Crosby, Stills, Nash and Young. Inicialmente los Rolling querían hacer el festival en el Golden Gate Park de San Francisco, pero no recibieron la autorización correspondiente, temiendo las autoridades que se repitiera el descontrol y caos que se produjo en el festival de Woodstock.

La ubicación de este se anuncio la noche del jueves 4 de diciembre, tan solo dos días antes del festival, lo que provocó numerosos problemas logísticos.

El escenario media menos de metro y medio de alto. Para proteger su seguridad y la del resto de bandas, los Rolling contrataron a los «Ángeles del Infierno», una banda de moteros, para que rodearan y protegieran todo el escenario, aunque Sam Cutler, el road manager de los Stones, negó esto declarando que los moteros habían ido a divertirse.

Años después algunos moteros que estuvieron presentes reconocieron que habían sigo contratados por los Rolling por 500 dólares más cervezas. La violencia de los moteros provocó numerosos altercados, algunos incluso con los propioa músicos. Marty Balin de Jefferson Airplane fue noqueado en pleno escenario por un Ángel del Infierno, hecho que quedó registrado en Gimme Shelter (el documental que se hizo sobre el festival).

El incidente más grave aún estaba por llegar. Durante el concierto de los Stones algunos Ángeles del Infierno tuvieron un altercado con Meredith Hunter, un joven afroamericano de 18 años. Este saco un revólver a modo de advertencia, pero sin tiempo para reaccionar le asestaron cinco puñaladas.

El asesino, Alan Passaro, un Ángel del infierno, fue juzgado y encarcelado en 1972, pero fue absuelto un año después al considerar un jurado que actuó en defensa propia al portar el asesinado una pistola.

Los Stones que habían tenido que interrumpir el show en varias ocasionen, decidieron suspender el concierto tras este incidente.

Puedes leer más reportajes como este en http://rockpress.es/category/reportajes/