AC/DC: La misteriosa muerte de Bon Scott

Pocas bandas han conseguido llegar hasta donde lo ha hecho AC/DC. Los australianos han logrado mantenerse en la cima del rock durante más de 40 años, a pesar de las tragedias que han ido salpicando su existencia, muertes que supuestamente llegaron a inspirar a un asesino en serie. Una de las primeras tragedias que enfrentó la banda fue la muerte de su líder Bon Scott.

La historia oficial de la muerte de Bon

La historia de lo ocurrido a Bon Scott se construye a partir de los recuerdos de varias personas: Alistair Kinnear, Joe Fury y Silver Smith. Estas tres personas tienen una cosa en común: la heroína, algo que supuestamente consumía Scott. El resto de la historia de lo que le ocurrió al cantante se basa en los testimonios de los miembros de AC/DC, de UFO y de una chica japonesa llamada Anna Baba que salió brevemente con el cantante en el periodo previo a su muerte. Aunque es importante señalar que Anna no estaba supuestamente con Bon la noche de su muerte.

Un poco de historia de Scott

Nacido en Escocia en 1946, la familia de Scott se trasladó a Australia cuando él tenía sólo 5 años. Aprendió música a una edad muy temprana, siendo la batería el primer instrumento que comenzó a tocar. Abandonó el instituto a los 15 años para formar su primera banda, The Spektors, que se fusionaría con otra banda local y se convertiría en The Valentines. Scott asumió un papel protagonista como vocalista, convirtiéndose en el co-vocalista, y el grupo consiguió algunas canciones de éxito en las listas locales y nacionales, pero a finales de la década la banda se disolvió debido a diferencias artísticas. En 1970, el entonces batería y cantante ocasional se trasladó a Adelaida, donde lideró una banda de rock progresivo llamada Fraternity. En 1973, la banda cambió su nombre por el de Fang y realizó una gira por el Reino Unido, donde actuó como telonero de Geordie, cuyo líder, Brian Johnson, casualmente sustituiría a Scott en AC/DC tras su muerte. Antes de la gira por el Reino Unido, Scott se casó con su primera esposa, una lugareña llamada Irene Thorton a la que conoció el año anterior.

En 1974, Scott sufrió una gravísima lesión, al tener un  accidente de moto que le dejó en coma y puso en peligro su carrera como batería. Después de salir del hospital, realizó trabajos esporádicos, como ser chófer de una banda local llamada AC/DC, que estaba buscando un nuevo cantante. Ese mismo año Bon se convirtió en el cantante de la banda y al año siguiente el grupo lanzó su primer álbum con Scott titulado “High Voltage”. Con este disco el grupo hizo su debut en televisión en un programa de música local llamado Countdown, donde interpretaron la canción “Baby Please Dont Go”, en la que Scott iba vestido de colegiala. La banda publicaría varios álbumes posteriores, pero sería su sexto álbum, “Highway to hell”, de 1979, el primero en entrar en las listas de los 100 mejores discos de EE.UU y el que convertiría a AC/DC en uno de los grupos de rock más populares del mundo.

Los últimos meses de Bon

La gira de presentación de este disco sería la última de la banda con Scott como frontman, que moriría tres semanas después del último concierto del grupo en Southampton, (Reino Unido)

Scott se encontraba en Londres en febrero de 1980 trabajando en el próximo álbum del grupo “Back in Black”. Vivía en un piso con su nueva novia japonesa, Anna Baba, pero también estaba su antigua novia, una australiana llamada Margaret Silver Smith que estaba involucrada en la escena de las drogas de la que hablaremos más adelante en esta historia… El día era para grabar, mientras que las noches eran para salir de fiesta. El 15 de febrero Scott estaba en el estudio con los hermanos Young que estaban trabajando en dos canciones “Have a Drink On Me” y “Let Me Put My Love Into You” con Scott tocando la batería en lugar de cantar o escribir la letra.

La fatídica noche

La noche del 19 de febrero, Scott estaba con varios amigos en el Music Machine Club.

Koko, antiguo Music Machine

Los hechos de esa noche son muy discutidos, pero la historia oficial es la siguiente:

Scott invitó a su ex novia Margaret Smith (también conocida como Silver Smith) a ver a una banda en un club llamado Dingwalls en Camden. En su lugar, ella envió a su amigo Alastair Kinnear, que era un colega músico o periodista de rock, dependiendo de a quién se le pregunte. Kinnear y Scott acabarían esa noche en otro club llamado The Music Machine, no muy lejos de Dingwalls. Kinnear fue supuestamente la última persona que vio a Scott con vida.

La historia oficial continúa, que después de salir del Music Machine, Kinnear llevó a Bon de vuelta al piso del cantante, pero que éste ya se había desmayado, por lo que Kinnear dio la vuelta al coche y regresó a su casa en el sureste de Londres. Kinnear aparcó el coche, un Renault 5, en la puerta de su piso. lamó a Silver Smith para preguntarle qué hacer con Bon y ella le sugirió que lo dejara en el coche, ya que no era nada raro que el cantante se desmayara después de una noche de copas. Kinnear afirmaría al London Standard unos días después de la muerte de Bon que “no podía moverlo”, “así que lo cubrí con una manta y le dejé una nota para decirle cómo subir a mi piso en caso de que se despertara”, también afirmaría que puso a Bon de espaldas en una posición más cómoda.

Bon no volvería a despertarse, muriendo a la temprana edad de 33 años, sólo 5 años después de comenzar su etapa con AC/DC. Kinnear afirma que se despertó a primera hora de la noche de 20 de febrero y comprobó que Scott no respondía en el coche. Le llevó a al King’s College Hospital, pero fue declarado muerto nada más llegar. Según el forense, la causa oficial de la muerte fue una intoxicación etílica aguda. El informe toxicológico no mencionó nada sobre drogas.

Extrañamente, cuando Kinnear encontró el cuerpo de Bon no estaba en la posición en la que lo habían dejado. Según el autor Clinton Walker, que escribió el libro Highway to Hell: The Life and Death of AC/DC legend Bon Scott, describió cómo se encontró el cuerpo diciendo:

‘Su cuerpo se enroscó alrededor de la palanca de cambios, su cuello se torció, su placa dental se desprendió. La bilis subió a su garganta y bloqueó su tráquea”.

Las declaraciones contradictorias.

Dos días después de la muerte de Bon, Kinnear, en el mismo artículo del London Evening Standard, reveló lo sucedido la noche anterior a la muerte de Scott diciendo “Quedé con Bon para ir al Music Machine, pero estaba bastante borracho cuando le recogí. Cuando llegamos allí, estaba bebiendo cuatro whiskies a la vez”.

No todo el mundo está de acuerdo con el recuerdo de Kinnear de los acontecimientos, porque también en el Music Machine esa noche con Bon estaba el batería original de AC/DC, Colin Burgess, quien le dijo al autor Murray Engleheart, quien escribió el libro AC/DC Maximum Rock N’ Roll, que recordaba que Scott no estaba borracho en absoluto, diciendo: “Definitivamente puedo decir, hasta el día de hoy, que cuando nos fuimos, él definitivamente no estaba borracho en absoluto”.

“Y nos fuimos a casa, ¡y al día siguiente está muerto! Para mí es algo muy, muy extraño”.

Scott no era la primera estrella de rock que moría de esta manera. Jimi Hendrix murió de la misma forma 10 años antes y el batería de Led Zeppelin, John Bonham, murió de una forma similar unos meses después en 1980.

El biógrafo de Scott, Jesse Fink, autor del libro “Bon: The Last Highway” también rebate la historia oficial diciendo

“Era un bebedor prodigioso. La idea de que siete whiskys dobles le hicieran caer al suelo parece una noción extraña”.

La confusión en torno a su muerte hizo que algunos afirmaran que podría haber sido asesinado y que otros creyeran que la banda quería deshacerse del cantante.

Además, Kinnear desapareció unos días después de la muerte de Bon y, extrañamente, su piso fue saqueado. Nunca más se supo de Kinnear. Algunos incluso han puesto en duda si Alistair Kinnear era un nombre real o un alias o una amalgama de varias personas que podrían haber estado con Scott la noche de su muerte.

Ahora llegamos a otra parte confusa de la historia, que es la implicación de la banda UFO en su muerte. Algunos informes sugieren que la noche en que Bon murió se supone que se reunió con los miembros de UFO, Phil Mogg y Pete Way. Según el escritor de Classic Rock Geoff Barton, Peter Mensch, que fue en su momento el manager de AC/DC, criticó a los miembros de UFO por ser una mala influencia para Bon. Los miembros de UFO eran fiesteros empedernidos y consumían heroína y afirmaban que Bon se juntaba mucho con ellos, pero no recordaban si había consumido droga. Tanto UFO como AC/DC habían estado de gira juntos, siendo AC/DC los teloneros.

Según Pete Way, él afirmó que había informado de la muerte de Bon Scott el martes por la mañana, pero Alistair Kinnear afirmó que había descubierto el cuerpo de Bon la noche del martes a las ocho menos cuarto.

También se sumó a la confusión sobre su muerte la heroína. Aunque las tres personas relacionadas con Scott estaban involucradas con la droga, AC/DC afirmó que el cantante nunca la consumió, pero dos libros lo ponen en duda. El biógrafo de Scott, Jesse Fink, entrevistó a los que conocían a Bon y afirmó que éste consumía la droga en la época de su muerte y señaló dos experiencias cercanas a la muerte con ella a mediados de los 70. Fink llegó a la conclusión de que la droga contribuyó básicamente a la muerte del cantante: “Básicamente tuvo una tercera sobredosis y esta vez le afectó, esa es la conclusión a la que he llegado”, afirmó Fink. Scott tampoco moriría como un hombre rico, ya que en el momento de su muerte solo contaba con 30.000 dólares a su nombre. El libro de Fink también afirma que Scott y Kinnear no estaban solos en la casa de Kinnear, ya que al parecer había otras dos personas alojadas en la casa de Kinnear, entre ellas Zena Kakoull y su marido, el músico de rock Peter Perrett, mientras Scott dormía en el coche.

El lanzamiento del “Back un Black

Tras la muerte de Scott, la banda siguió adelante con la contratación de un nuevo cantante, Brian Johnson, y el siguiente álbum, “Back in Black”, salió a la venta 5 meses después de la muerte de Bon y sirvió de homenaje.

Angus Young dijo a VH-1: “Queríamos una simple portada negra”, “No le habríamos hecho justicia con palabras”. Incluso la campana del principio de ‘Hell’s Bells’ era nuestro pequeño homenaje”.

Publicado en el verano de 1980, Back in Black convirtió a AC/DC en una súper banda internacional y sigue siendo uno de los álbumes más vendidos de todos los tiempos.

Algunos creen que Scott escribió algunas de las canciones de “Black in Black”, pero no las editó. Una ex novia suya afirma haber visto sus diarios y cuadernos con la letra de la infame “You Shook Me All Night Long” antes de su muerte. Incluso se afirma en el libro de AC/DC recientemente publicado. Pero esta letra, y las otras que pudiera haber escrito Scott, la firmaron los hermanos Young y Brian Johnson. De haberlas firmarlo Bon, sus herederos se podrían haber embolsado un buen pico de dinero, ya que “Black in Black” es el segundo disco más vendido de la historia de los Estados Unidos, solo por detrás del “Thriller”, de Michael Jackson.