La abuela rockera

En los años ochenta, María Ángeles Rodríguez Hidalgo, más conocida como la abuela rockera, se convirtió en todo un símbolo de toda una generación. Nacida en los albores del siglo XX, exactamente en 1900, se casó, tuvo cinco hijos y quedó viuda con 41 años. Trabajo como asistenta de la caja postal para sacar adelante a su extensa familia. Ya jubilada,  con setenta años, acompaño a su nieto a un concierto Heavy, y ese fue el inicio de su leyenda. A partir de ese momento María Ángeles se convirtió en asidua de los conciertos de Leño, Obús, Ramoncín o Miguel Ríos, entre otros.

Portada del Toca Madera de Panzer

Su popularidad creció exponencialmente cuando su nieto la llevo al programa líder de la radio en los 80, “El Búho”, presentado por Paco Pérez Bryan, convirtiendo a Ángeles en todo un icono de la juventud rockera.

En 1985, la entrañable “abuela rockera”, fue la imagen de la portada de “Toca madera”, el tercer disco de los madrileños “Panzer”. En ella aparecía Ángeles, con su característica chupa de cuero, poniendo los cuernos.

En 1994, un año después de su muerte, grupos como Rosendo, Asfalto, Ñu, Miguel Ríos, Manolo Tena y Sobredosis ofrecieron un concierto en su honor en la mítica sala Canciller de Madrid. Con el beneficio obtenido en dicho homenaje encargaron la construcción de una estatua de bronce en su honor, con la que recordar a la “abuela rockera” con su mítica pose de la portada del disco de Panzer. La estatua se erigió en la calle Peña Gorbea número 22, en el madrileño barrio de Vallecas.