Quini (Benito Kamelas): “Mi vida es Benito Kamelas y mientras que tenga fuerza e ilusión no abandonare el barco iré siempre contra viento y marea.”

Tras más de 20 años al frente de Benito Kamelas, Quini Ruano se enfrenta a una nueva etapa en la que ha tenido que rehacer la banda al completo. Hablamos con él de la pandemia, de la reestructuración del grupo, del nuevo disco y de sus planes de futuro.

¿Cómo estas viviendo la pandemia?

La pandemia ha sido dura para tod@s, creo que era algo que nadie podíamos imaginar y para lo que no estábamos preparados, económicamente hundido, sin la posibilidad de hacer nada en directo, con unas limitaciones a la movilidad que para mí han complicado más mi vida, yo venía de una temporada jodida, ya que en el mes de octubre me comunicaron el resto de miembros del grupo que lo dejaban, que no querían continuar con Benito Kamelas, y para mí fue un palo enorme, durante los siguientes meses tenía la esperanza que si encontraba los miembros perfectos para esta banda en primavera empezaría a tocar de nuevo, teníamos varios conciertos chulos para el mes de mayo, y lo que paso después ya lo sabéis todos. Ha sido un ejercicio de supervivencia, pero sin dejar de luchar y pensando que cada día que pasa es un día menos.

¿Qué opinión tienes sobre el trato que se le ha dispensado a la cultura por parte del Gobierno, en la gestión de la pandemia?

Sinceramente, creo que han pasado olímpicamente de nosotros, sé que ha sido una situación durísima de gestionar, que poner en la balanza la economía o la salud es muy complicado, pero nos han hundido de forma premeditada, nos obligaron a cerrar los primeros, y salvo contados casos no hemos vuelto a subir a los escenarios, más del 80% de los grupos no han vuelto a actuar desde marzo del 2020, a los teatros se les ha dado cierta cobertura, el cine ha seguido generando, a la música nos han dejado de lado, ni ayudas, ni empatía con el sector, y no te hablo solo de los grupos o bandas, promotores, salas de conciertos, técnicos, fotógrafos, etc. miles de familias que teníamos la mala de costumbre de comer todos los dias, pues desde que empezó esta locura hay muchas de estas familias que sobreviven gracias a lo poco que habían podido ahorrar y gracias a los familiares que nos ayudan en lo que pueden, ha sido un desastre.

¿Cómo ves el futuro de la música tras todo esto? ¿Nos recuperaremos?

Pues sinceramente, creo que ha sido un palo muy duro, durísimo, pero la música es indestructible, habrán muchísimos grupos que se habrán quedado en esta pandemia, muchisimas salas de concierto que habrán tenido que cerrar definitivamente, pero estoy seguro que los que sobrevivan, volverán con muchisimas ganas, casi todos hemos aprovechado esta pandemia para crear nuevos trabajos, también pensar que muchas bandas llevaban más de 15 años sin parar y este parón nos ha proporcionado el descanso que no habíamos tenido antes, pero ya estamos recuperados, con ganas de salir a tocar y a juntarnos con nuestras familias que son nuestro público.

Hace algo más de un año tuviste que recomponer prácticamente el grupo entero, tras bajarse del barco la mayoría de los miembros, ¿pensaste en tirar la toalla?

Si como comentaba antes, en octubre del año pasado mis compañeros decidieron no seguir con la banda, y la verdad que fue un palo durísimo, pero sinceramente a los tres dias tuve una conversación con Emilio de Maldito Records y le comente la nueva situación, el me dijo que si yo seguía él iba a estar a muerte conmigo, y después llame a Vicente Sabater mi productor de todos los discos de Benito Kamelas menos Buena Energía, y le comente la situación, él me dijo que estaría conmigo ayudándome en todo lo que pudiera y así ha sido, desde que hice esas llamadas lo siguiente era ponerse a buscar los nuevos miembros de la banda, no tuve ni en segundo de duda, mi vida es Benito Kamelas y mientras que tenga fuerza e ilusión no abandonare el barco iré siempre contra viento y marea.

Háblanos de la formación actual. ¿Quién es cada uno y como le reclutaste?

La noticia me pillo viviendo en Valladolid, y la siguiente llamada fue a Jorge de Barracuda Sound Studio, un colega que me había grabado varias colaboraciones para otras bandas, además Jorge había coincidido conmigo en un festival en Morata de Tajuña (Madrid), donde tocaba la guitarra con una banda de metal y pude darme cuenta que era un fiera tocando, me puse en contacto con él y le propuse que fuera el guitarra de la banda y me dijo que si, además el conocía mucha gente que tocaba por Valladolid y él fue el que me puso en contacto con Mario Blanco “ Cotton Candy” un bajista extraordinario y una persona increíble, dulce como el algodón de azúcar, también me puso en contacto con Enrique Infante “ Pompa” aunque a mí me gusta llamarlo “lentejillas”, un batería enérgico y contundente, con una pegada brutal y como persona igual que Mario, una pasada convivir con él, te ríes lo que no está escrito, también me presento a Angel Cañadas “Angelillo” un guitarrista tremendo y una persona increíble pero tuvo que dejar la banda por problemas personales al poco tiempo, también por problemas personales Jorge nos tuvo que dejar como guitarrista y se convirtió en el técnico de sonido de Benito Kamelas para los directos, a la guitarra lo sustituyo Zoran Ramos “legañitas” un guitarra brutal, cada día me sorprende más y seguro que os va a sorprender a todos, como persona impresionante, un lujo tenerlo en la banda como el resto, el último en incorporarse sustituyendo a Angelillo fue Samuel Fraile “Samu O’Clock” bajista de Seiskafes, que empezaría a tocar la guitarra con nosotros, Samu es increíble, buena persona y siempre dispuesto a luchar por que esta banda llegue a donde se merece, he encontrado 5 seres extraordinarios, Jorge como técnico conoce a la banda a la perfección y hará que sonemos como un trueno en directo, y tanto Mario, como Pompa, Samu y Zoran os dejaran con la bocas abiertas porque esta banda esta más viva que nunca y suena de la ostia, mucha ilusión y ganas de que podamos demostrarlo en directo.

A finales de 2020 lanzasteis el primer adelanto de vuestro próximo disco “Nuestra lucha es la libertad”. Cada vez nos quitan más libertades, ¿ahora más que nunca es tiempo de luchar?

Siempre ha sido momento para luchar, la libertad no pueden arrebatárnosla cada dos por tres, hacen y deshacen a su antojo, juegan con nuestras vidas de una forma insultante, en vez de luchar por defendernos luchan por sus puñeteros culos y por llenar sus bolsillos con una inmunidad que les otorgan los cargos, no creo en ningún político, todos buscan lo mismo que ante una sociedad paralizada sacar la mejor tajada, luego llegan elecciones y todos sacan su mejor sonrisa y sus programas están cargados de mentiras que nunca cumplirán. Siempre ha sido momento para luchar pero sin duda ahora más.

¿Vais a lanzar algún adelanto más antes de publicar el disco?

Si, sacaremos otro adelanto del disco que aún está por decidir, será el que presente al disco justo para su lanzamiento.

Vuestro nuevo disco se llamará “Resiliencia“, un concepto muy necesario para la época que nos está tocando vivir.

Pues aunque no lo creas, es un título que se me ocurrió justo antes de que mis compañeros decidieran dejar la banda, en un viaje a Breda se lo comente a todos que me gustaría llamarlo así y después vino el desastre, y entonces la resiliencia tuvo que aflorar en cada paso que daba, luchar por no hundirme, después pandemia, cancelación de conciertos, sin poder movernos, etc. Sinceramente no creo que este disco se pudiera llamar de otra forma.

¿Ya lo tenéis terminado? ¿Tenéis fecha de lanzamiento?

Pues estamos en la última etapa, estamos con la mezcla del disco y yo creo que a mitad de abril lo tendremos preparado, tenemos que grabar también el videoclip del tema presentación y con la pandemia y las limitaciones de movilidad y sanitarias queríamos esperar a grabarlo a principio de mayo, para ver si todo iba un poco mejor y podíamos grabarlo sin problemas. La idea es que salga antes del verano pero es algo que tenemos que decidir todavía con Maldito Records.

¿Cómo ha sido grabar un disco en plena pandemia?

Lo mejor que nos podía pasar, grabamos dos canciones a principio de septiembre en los estudios Elefante de Valencia y el resto de las canciones en Millenia Estudios del 2 al 8 de enero de este 2021, ha sido el único periodo en el que hemos estado juntos físicamente, además he podido descubrir de primera mano los músicos tan extraordinarios que tengo, y los 4 colegas que he ganado en mi vida, somos una piña y eso se nota en el disco, además grabar con Vicente Sabater es una verdadera pasada, nos conocemos muchísimos años, somos muy amigos pero cada vez me sorprende más, para mi sin duda es el mejor por lo menos el mejor para Benito Kamelas. Ha sido una verdadera pasada y cuando empiezas a escuchar el resultado final aun te das más cuenta que lo se grabó en este disco es un paso delante de la banda, quizás volver a la rabia y velocidad de los primeros discos, creo que es un gran trabajo.

¿Qué es lo que vamos a encontrar en este nuevo disco? ¿Nos puedes desvelar alguna sorpresa?

Pues vais a encontrar un disco de Benito Kamelas con muchísima fuerza, con más presencia de guitarras y ritmos endiablados, con los coros de siempre y las letras de siempre, 11 canciones que hablan de Resiliencia, de lucha, de renacer, de no rendirse, de sobreponerse cada día y dejar el pasado atrás, de vivir hoy sin pensar en mañana, de regresar, de desahogo y de mostrarme sin filtros, y de quitarse alguna espinita. Yo creo que va a gustar mucho.

¿Cómo ha sido el proceso compositivo de este disco?

Una odisea, el disco empezamos a componerlo en marzo, cierto que tenía dos canciones de la última etapa con los antiguos miembros pero nada más, y estos dos temas estaban con pañales, había que darles forma, teníamos pensado grabar estos dos temas en el mes de abril en Valladolid con Jorge y luego lo mezclaría Vicente Sabater, pero llego la pandemia con lo que fue imposible grabar nada, fue imposible ensayar, fue imposible todo, con lo que tuvimos que empezar a trabajar a través de internet, yo les mandaba las ideas y ellos les iban dando forma, luego me las mandaban y yo les ponía voz, y así poco a poco y después de muchísimos archivos enviados los temas fueron tomando forma, primero Angelillo y luego Samu fueron los que fueron montando los temas, ha sido un disco grabado sin ensayar juntos, sin apenas conocernos físicamente, ellos han confiado en mí al 100% y yo en ellos igual, luego maquetamos cada tema grabado cada uno en su casa y le enviamos los temas a Vicente Sabater que nos dio las ultimas pautas, ha sido increíble, horas y horas delante del ordenador hasta que nació Resiliencia.

Lleváis más de 20 años en esto de la música, ¿cómo has visto la evolución del rock desde los escenarios?

Yo creo que ha sido una evolución natural, ha evolucionado en todo el mundo, la tecnología ha conseguido que los equipos evolucionen, que cualquier chaval con un ordenador e ilusión empiecen a trabajar sus temas y plasmarlos, cuando más se aprende es grabando y escuchando lo que grabas, creo que ha habido una evolución en las letras, antes se hablaba más de lucha y resistencia, ahora los mensajes son más íntimos, sinceramente creo que en general  hay mucha más calidad en las letras que hace 20 años, con la música pasa igual creo que las bandas emergentes suenan como un cañón desde el principio, hay muchas más bandas en la que fijarse y al final el nivel de evolución en todos los sentidos tiene que crecer.

Comenzáis vuestros conciertos con la emotiva banda sonora de El último Mohicano, ¿por qué?

Siempre nos gustó esta película, además cuando empezamos a tocar en Valencia lo que reinaba era el bakalao, y nos sentíamos junto a bandas como Transfer, Los de Marras, Desera, Malos Vicios, etc. que luchábamos por resistir en una ciudad donde en el 80% de los garitos se escuchaba bakalao, nos sentíamos los últimos roqueros de Valencia y de ahí que la banda sonora del Último Mohicano lleve con nosotros 23 años.

En 2015 publicaste tu primer disco en solitario, “Y se hizo la luz”, ¿Por qué te lanzaste en solitario?

Fue un periodo difícil. La banda llevaba muchísimos años sin parar, nos encontrábamos justo al final de terminar la gira “Réquiem”  donde por una mala decisión y yo creo que fruto del agotamiento físico y sobre todo mental, decidimos cambiar el nombre de Benito Kamelas a Los Benito, veníamos de terminar la gira en Valencia grabando lo que sería “Directo al alma” y la banda estaba exhausta y decidimos darnos un descanso, yo les comente que no me apetecía parar y siempre había tenido ganas de grabar otros estilos y un día hablando con Albert Bertomeu, un gran músico y mejor amigo, me comento que tenía 9 temas sin letra que si me apetecía ponerle letra a esas canciones, era un reto pero poco a poco fuimos dándole forma, buscamos mi estilo donde yo me sentía a gusto con las canciones, y lo grabamos. Así nació “Y se hizo la luz” un disco más personal, más íntimo, donde exploro nuevos estilos y la verdad me gustó muchísimo la experiencia.

¿Las canciones de ese disco no tenían cabida en Benito Kamelas?

No, precisamente cuando creamos “Y se hizo la luz” lo hicimos de forma que no se pareciera en nada a Benito Kamelas, no quería crear otro Benito Kamelas, quería hacer algo diferente que no entraran en el mismo plano, mi disco en solitario es más para teatros o pequeñas salas, siempre actúe en formato acústico, además me daba la posibilidad de actuar en recintos que por capacidad no podrían programar a Benito Kamelas, este disco me dio la posibilidad de viajar a pueblos pequeños, pequeñas salas, más calorcito, estuvo genial la verdad.

¿Habrá un segundo disco en solitario de Quini?

Pues no lo descarto, pero siempre en estilos diferentes a Benito Kamelas, ahora de momento lo veo complicado, ahora yo soy el que lleva la banda, y debo centrarme en ella, a ver si podemos presentar este disco como siempre lo hemos hecho, por lo que veo que nos iremos a 2022 luego tenemos los 25 años como banda que queremos preparar algo muy chulo y por el momento todas mis energías están centradas en Benito Kamelas, pero nunca descarto sacar otro disco con el sello Quini.

¿Qué discos has escuchado últimamente?

Pues últimamente estoy escuchando bandas como Gato Ventura, NoProcede, Re-Verso, Versoix, Zoo, Ciudad Jara, La Sombra del Grajo, Califato ¾ etc. Me gusta mucho lo que he escucho, algunas son bandas emergentes pero me gusta la idea que proponen, evidentemente en esta pandemia he escuchado mucha más música y de todos los estilos.

¿Cuáles son vuestros próximos pasos?

Nuestros próximos pasos son acabar el disco, grabar el videoclip del single presentación y a partir de ahí el puto Coronavirus marcara nuestros pasos, espero que muy pronto podamos presentar el disco de una forma normal, volver a los directos y seguir creando y luchando por mantenernos vivos que a día de hoy no es poco.

Escucha a Benito Kamelas: