Txema Benítez: “Ahora al tener todo a un click, es complicado prestar atención y apreciar algo al 100% como hacíamos antes.”

Hablamos con Txema Benítez de su segundo disco en solitario, de su nuevo single que está arrasando en Spotify, de la pandemia, de la salud del rock español…

Hace poco más de un mes publicaste tu última canción “Las bragas de la soledad”, ¿tendremos nuevo disco dentro de poco?

No, no. Ni mucho menos. Aún queda por presentar y darle una gira a “Resiliencia y otras heridas” y por fin vamos a poder hacer la presentación el 1 de Mayo en la Sala Independance Club y con toda la bandaza.

Mi intención es, hasta que se pueda hacer una gira como tal, ir soltando temas que tenía en el cajón y que nunca me han cuadrado como conjunto de un disco.  Otros temas ya los estoy trabajando con Doxa.

La canción está siendo todo un éxito con más de 85.000 reproducción en Spotify, ¿te esperabas esta respuesta del público?

Ayer miré y llevaba más de 103.000. Yo lo estoy flipando. Soy consciente de que siempre que se tiene una colabo con renombre, el tema tiene más alcance (aunque los renombres jamás me preocuparon. Todas son por admiración y compadreo). Martín y Kolibrí la hicieron crecer, Varo le da una fuerza acojonante con la batería y desde que la compuse hace 5 años, me pareció muy buena porque transmite ciertas cosas que he arrastrado y arrastro en mi vida.

¿Vas a optar, como están haciendo otros artistas, por ir sacando single cada poco tiempo?

Como he dicho arriba, esa es mi intención mientras dure esta situación de pandemia o tenga unos temas con una cierta continuidad para meterlos en un disco.

Temas como “Las bragas” van a ir incluidos en una recopilación llamada “Rarezas”.

¿Crees que este modelo es el mejor para estos tiempos en los que no hay tiempo para nada? ¿O sigues creyendo en el modelo convencional?

Yo soy un romántico y cuando hago un disco lo hago en formato físico, aunque soy consciente de que cada vez se consume menos música en formato físico así como, aunque sea en formato digital, un disco entero.

Eso de no tener tiempo para nada…dejémoslo en no querer escuchar una obra entera. Un disco suele durar menos que una partida de videojuegos, pero ahora al tener todo a un click, es complicado prestar atención y apreciar algo al 100% como hacíamos antes. Con todo el currazo que lleva detrás.

Poco antes de que nos confinaran publicaste “Resiliencia y otras heridas”, tu segundo disco. ¿Cómo fue la respuesta del público?

La respuesta fue mejor de lo esperado y eso que partíamos de la base de que nos parece un disco muy bueno ya que lo curramos mucho, con un buen sonido y con una calidad bestial y humana en las colaboraciones. Así que sí, sorprendidos por la respuesta!

El disco lo compusiste en acústico, ¿esta es tu forma de componer o esta vez lo hiciste así para que las canciones funcionarán tanto en eléctrico como en acústico?

Mi forma de componer es en acústico, sí. A veces la visto un poco de eléctrico. Si a la primera me entra en acústico y me transmite así, así se queda. Si veo que puede ganar instrumentándola un poco más, hago una base rockera y la banda la pule como ellxs saben!

Háblanos de las colaboraciones del disco ¿Cuáles son y como surgen?

Rodrigo Sicilia es un colega del barrio, que toca la guitarra de palo (flamenca) muy muy bien y lo vi claro cuando tocábamos la rumba de “No quiero hacer ruido”. Es un maestro.

Chaman fue a través de Sara, la guitarrista. Eran compañeros y había pensado en meter un rap ya que es una música que me encanta. Chaman es un capo en lo suyo, escribe genial y tiene mucho arte. Se lo propusimos y fue un placer. Flipamos todos.

La de Fran Mariscal fue por la admiración que le tenemos. Nos encanta como artista y como persona es un amor. Su tema lo compuse el último, cuando todo el disco estaba hecho. Según iba componiéndolo, lo veía suyo y así fue. Su carrera musical le avala.

Guty es otro artista que toca la guitarra como dios. Tiene un gusto bestial a la hora de tocar. Además es un gran amigo y compañero de aventuras. Y, sobre todo, es un gran cantante al que no tenéis que perderle la pista.

Lo de Piñas fue también por admiración y compadreo. Vi que ese tema era bruto, muy Motorhead y Malaputa (el otro grupo de Pi) son los Motorhead del Estado. Se marcó una macarrada de las buenas y nos flipó. Un genio.

Todos y cada uno de los que han colaborado son un jodido amor, unos pedazo de artistas que han hecho crecer este trabajo y unas personas de diez.

Por la maldita pandemia tuviste que cancelar la gira, ¿tenias muchos bolos cerrados?

Unos cuantos sí…. No hablemos de eso que me hierve la sangre. Jajaja.

Ahora que ha pasado un año lo veo lejano y precavido. Pero en su momento me cagué en el copón bendito.

¿Tenéis pensado cuando retomarla?

La gira como tal en cuanto se pueda, aunque ahora es casi imposible planificar nada, además de que las condiciones de las salas no son las mejores, pero ellos también andan jodidos. Pero el bolo de presentación va a ser el 1 de Mayo en la Independance Club y como dijo el poeta, nos tiramos a joder!!! Así que recomiendo a todo el mundo que venga.

¿Qué tal llevaste el confinamiento? ¿Salieron muchos temas de este encierro?

Yo padezco de ansiedad y depresión, así que los primeros días me quería morir. Encerrado en casa, en la cama todo el día… El resto del  confinamiento me vino genial a nivel personal, mental y físico. Llevaba una espiral de vida y una inercia en la que todo tenía que ver con la música pero no con las ganas de hacer música. Todo era muy automático y tóxico. Muchos factores me impedían frenar. Opté por no coger la guitarra y el boli hasta que me vinieran ganas. Para mí fue un alivio, aunque he de reconocer que me produjo muchos sentimientos encontrados el estar 24h conmigo mismo y como mi única forma de expresarme es con las letras y la música, pues sí compuse. Saqué un tema con un videoclip, “Lamiendo mis heridas”, hice una versión de Camela, colaboré en canciones de otros grupos, colaboré conjuntamente con otros artistas, participé en los famosos festivales online que se pusieron de moda…

¿Cómo ves la salud del rock español?

Hay muchos grupos y muchas y muchos artistas, así que si comparamos con sangre que corre por las venas, le tengo que dar un 9 en salud.

Si hablamos de movimiento, de interés, de apoyo por parte de ciertos medios o del rock como tendencia… me parece que está en la UCI.

¿Cuáles son los próximos planes de la banda?

Pues recientemente hemos empezado a ensayar para que en la presentación esté todo niquel y luego, según se desarrollen los acontecimientos pandémicos, Camarón dirá si podemos hacer la gira que este discazo merece. Esperamos que sí porque tenemos un directo que es una apisonadora.

Escucha a Txema Benítez: